Mi amiga Carmen se la come doblada

views

Ella es mi vecinita, una chibolita bien rica e inocente. Sus padres salen a trabajar. La casa queda sola, ella sola y yo solo ya se imaginan. Tremenda cachada que le doy a mi zorrita. Solita se quita el pantalón y abre las piernas. Le paso la pinga dura sobre su tanguita, ella ya no aguanta mas y me pide que de se la menta entera. De broma le digo que se la clavaré doblada. No entendió el chiste, solo quiere sentir toda mi verga dentro. Así lo hago penetrándola fuertemente mientras suena su celular. Que rico cachamos, al final me chupa la pinga limpiando la leche que aun quedaba.